Noticias > Sentido homenaje a Senna

Sentido homenaje a Senna

El sentimiento de conducir un monoplaza campeón de la Fórmula Uno es único, y hacerlo en honor a uno de los pilotos legendarios del automovilismo lo hace aun más especial.

Al hablar de deporte en Brasil, muchos mencionan el nombre de Pelé -un ícono en la historia del futbol mundial-, pero hay otros que pensamos en Ayrton Senna, uno de los más grandes ídolos del automovilismo por su arriesgado estilo de manejo, por cómo llevaba el coche más allá del límite, por su carisma y por el impresionante impacto que tuvo en el deporte motor y socialmente en su país.

Desde que el equipo me pidió representarlos en el tributo a Senna en Sao Paulo por sus 25 años de legado, supe que sería un momento muy especial; pero superó mis expectativas.

Durante el evento, hubo un momento en el que Emerson Fittipaldi estaba demostrando uno de los monoplazas de Ayrton cuando Vivianne Senna, su hermana, se acercó al auto para darle una bandera brasileña para que pudiera ondearla en su memoria; todo el público se quedó en silencio, con lágrimas en los ojos. Quedé con un nudo en la garganta al ver que después de tantos años se sigue sintiendo esa vibra tan especial y emotiva por Senna.

Fue la tercera vez en el año que me subí a un monoplaza campeón, y sin duda, la más emotiva al hacerlo para recordar a Senna. Fue un honor representar a Mercedes en este gran evento.

Aprovecho este espacio para felicitar a mi compañero Lewis por haber logrado su sexto título en la F1. Admiro mucho su forma de trabajar y además la gran persona que es. Cada vez está más cerca de igualar la máxima marca de campeonatos de Michael Schumacher.

 

COLUMNA PARA EL UNIVERSAL